banner slogan

Compartir

Prevención y recuperación de lesiones deportivas

MEJORAR EL RENDIMIENTO DEPORTIVO

 

 

Indice:

Prevención y recuperación de lesiones deportivas

Etapas

Protocolo de tratamiento

Reeducación de hábitos

Dietetica y nutrición en el deporte

 Por Beatriz Bergantiños Corpas


 

Prevención y Recuperación de Lesiones deportivas

Una lesión deportiva se produce cuando el individuo se ve obligado a abandonar la práctica de un deporte durante un tiempo determinado.

Una vez diagnosticada la lesión se deben tener en cuenta varios términos para el abordaje de la misma, como los tejidos afectados, la gravedad, los mecanismos de lesión o los aspectos psicológicos que influirán en su recuperación y en la prevención futura.

Precisamente esa psicología se estudia para mejorar el rendimiento, el control de la ansiedad o la vulnerabilidad del sujeto y, a raíz de ello, aparece el término estrés postlesión como el conjunto de manifestaciones emocionales (enfado, irritabilidad, ansiedad, incertidumbre…) que aparecen en el período posteriormente inmediato a la lesión y durante los períodos de rehabilitación y vuelta a la actividad normal.

 


 

Etapas

Vamos a evaluar dicha afectación, con su correspondiente problemática y objetivos en cuatro etapas:

 

Afectación Psicológica

Objetivos

Etapa inmediatamente posterior a la lesión

Valoración del dolor

Reacción emocional

Preocupación por el futuro

Evaluación del dolor y del impacto emocional

Apoyo social

Control de expectativas

Etapa de inmovilización

Sentimientos de inutilidad, aburrimiento, ansiedad, temor…

Adaptación al nuevo estilo de vida

Planteamiento de refuerzos positivos, planes de rehabilitación

Entrenamiento de técnicas psicológicas

Etapa de rehabilitación

Incertidumbre y temor al dolor

Adaptación a las exigencias de la rehabilitación

Desarrollo de la motivación y expectativas en la recuperación

Etapa de reaparición

Impaciencia por la reaparición 

Temor a nuevas lesiones

Expectativas al rendimiento deportivo

Control del miedo a las recaídas

Evaluación de las expectativas y reeducación para evitar futuras lesiones

Adaptación a las nuevas demandas

 

Desde la RB evaluaremos el trauma emocional y el conjunto de reacciones patológicas que afectarán al cuerpo y a la mente del sujeto. En la mente se producirán las alteraciones emocionales, ansiedad, depresión, angustia, incertidumbre, agresividad… y como consecuencias de ellas el cuerpo se verá afectado con trastornos en la alimentación, en el sueño o trastornos digestivos, en la piel o en el sistema cardiovascular, etc.

Esta somatización la testearemos y buscaremos la frecuencia que la corrige. Y, en el caso de la parte más cerebral, evaluaremos ambos hemisferios, su comunicación entre ellos y la memoria del traumatismo.

La MTC hace referencia a una afectación de los meridianos por los bloqueos emocionales y, por tanto, a través de los odontones, podremos descubrir el meridiano implicado y su órgano correspondiente, cada uno con un tipo de emoción:

$1-         H y VB: ira, rabia, cólera, frustración…

$1-         C e ID: alegría o tristeza, desequilibrio mental…

$1-         E y B: preocupación, fidelidad…

$1-         P e IG: melancolía, injusticia…

$1-         R y V: miedo, inseguridad…


 

 

Protocolo de Tratamiento:

$11.     Comprobar que no hay un AR de inicio.

$12.     Equilibrio Meridianos Curiosos o Maravillosos.

$13.     Equilibrio Qi – Xue.

$14.     Motivo de consulta:

a.      Obtendremos un AR y fijaremos la información (separar piernas).

b.     Localización: a través de los odontones, localizar el meridiano a tratar, comprobar con los puntos Mu y buscar punto fuego o agua que corrige el AR.

c.      Buscar frecuencia del punto fuego o agua.

d.     Investigar los puntos Auriculares

e.     Investigar puntos Shen: 14VB y Yintang

 

$15.     Tratamiento: colocaremos todos los puntos que hayan salido durante el testeo.

 

 


 

Reeducación de Hábitos

Un hábito es un comportamiento repetido regularmente. En el caso de un deportista los hábitos pueden ser positivos y/o negativos.

Desde el punto de vista psicológico para optimizar el rendimiento de nuestro individuo deberemos identificar tanto los positivos como los negativos e incentivar la estimulación de unos y la eliminación de otros.

En el caso de los hábitos saludables, comprendemos:

$1-         La alimentación (corrigiendo sus intolerancias).

$1-         Los descansos y los tiempos adecuados de sueño.

$1-         La hidratación.

$1-         La práctica deportiva con un material y unas condiciones óptimas para la misma. Es muy importante en este último punto revisar el calzado, el gesto deportivo o las instalaciones para prevenir lesiones de repetición o futuras recaídas.

Los hábitos negativos que afectan gravemente la salud del deportista son:

$1-         Vicios como tabaco, alcohol…

$1-         Déficit de descanso o sueño-

$1-         Estrés, ansiedad…

$1-         Inestabilidad emocional, como vimos en el apartado anterior, para mejorar su rendimiento y prevenir lesiones y tratar las existentes es muy importante eliminar sentimientos como el miedo, la irritabilidad, la desconfianza…

La RB nos dará la posibilidad de descubrir todos esos hábitos nocivos, como las intolerancias alimenticias o el trauma emocional del individuo y modificarlos o eliminarlos.

Y, por último, en el caso de los hábitos meramente deportivos debemos evaluar los siguientes factores:

$1-         Adecuada técnica: práctica del “gesto deportivo” de la forma más correcta y óptima.

$1-         Utilización del material adecuado.

$1-         Sobreentrenamiento, para eliminar la fatiga muscular y la susceptibilidad a lesionarse.

$1-         Consejos generales como la intensidad y tiempo según posibilidades, estiramientos, buena hidratación…


 

 

 

Dietética y Nutrición en el Deporte

Una dieta adecuada es necesaria para mantener fuertes los tejidos, reparar los dañados, recuperar músculos fatigados y regenerar la energía perdida.

Por norma general la dieta diaria debe consistir en un 55-60% de carbohidratos, un 30% de grasas y un 10-15% de proteínas.

Deben tomarse en su justa medida ya que un exceso de alguno de los componentes pueden provocar que el rendimiento del deportista se vea alterado, sintiéndose fatigado, pesado o rígido.

También es muy importante la hidratación del mismo, recomendada una ingesta de agua diaria de 2000 ml., prestando especial atención a la ingesta inmediatamente previa a la competición y durante la misma mediante la rehidratación.

El principal valor de la nutrición adecuada reside en prevenir los efectos nocivos de la nutrición impropia o inadecuada. Y, en ese aspecto, es en el que nosotros desde la RB vamos a incidir, desde el concepto de la intolerancia alimenticia y su afectación y evolución.

La intolerancia a alimentos implica cualquier reacción adversa donde se ve implicado el sistema inmune y el tiempo de aparición de los síntomas puede ser de horas e incluso días.

Esta hipersensibilidad la puede provocar cualquier alimentos en sí o sus conservantes o aditivos. La leche, por ejemplo, es uno de los alimentos que más intolerancias provocan, en su forma más elemental, mediante sus derivados o en conservas preparadas con leche. Pero también son muy susceptibles de generar intolerancias los huevos, los pescados, cereales, levaduras, cítricos, café, vino, etc.

Los síntomas con los que se manifiesta son muy diversos desde trastornos digestivos, de la piel, respiratorios, jaquecas, inflamatorios…

Por lo tanto para el deportista es muy recomendable un análisis de su dieta, ajustándola a sus necesidades y evaluando los posibles alimentos que puedan generar una intolerancia y de ese modo influir negativamente en su rendimiento deportivo.

Desde la RB, mediante nuestros filtros, reconoceremos esos alimentos y las consecuencias que están provocando en nuestro sujeto. Y, del mismo modo, podremos conocer, si existiese, deficiencia o exceso de algún tipo de compuesto. Los diferentes filtros con los que podremos abordar dicha patología son:

$1-         Alergias.

$1-         Frutas.

$1-         Harinas.

$1-         Obesidad.

$1-         Digestivo.

$1-         Conservantes alimenticios.

$1-         Insuficiencias o infecciones, etc.

 

Política de Cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies técnicas propias y cookies analíticas de terceros. Al continuar navegando por el sitio está aceptando el uso de las cookies mencionadas.

Más Información