Compartir

banner slogan

 

OBESIDAD

POR ADELA ESTEVE HURTADO


INDICE:

De tipo Inmunológico


1.- INTRODUCCIÓN:

Como muchos otros problemas en medicina el desconocimiento sobre las causas de la obesidad es grande, las teorías múltiples y las soluciones diversas pero ninguna completa.

Desde la restauración bioenergética intentamos profundizar lo más posible en la causa principal del problema en cada paciente y desde ahí proponer estrategias, que incluyan mucho más que una simple dieta, para conseguir recuperar el equilibrio de esa persona.

 

2.- IDEAS BÁSICAS:

A pesar de la enorme confusión que existe en el tema, hay una serie de postulados o principios que son casi universalmente aceptados:

 

- La obesidad constituye en sí misma y por sus consecuencias uno de los problemas de salud principales en los países occidentales.

- Se define como el estado anormal caracterizado por la acumulación excesiva de grasa en el organismo, valorándose por el IMC: peso (Kg)/altura2 (metros) (correcto entre 19-28)

- El número de personas afectadas es cada vez mayor, con la gravedad de que incluso aparece en niños.

- Las causas de la misma son múltiples, complejas y se interrelacionan de tal forma que el abordaje unifactorial es ya un error.

- Carecemos en la actualidad de un tratamiento que la resuelva de forma universal y eficaz.

- Es fundamental la aproximación individual, al caso y al momento concreto, si queremos tener algo de éxito.

 

 

3.- FACTORES ETIOLÓGICOS:

Podríamos considerar los siguientes factores etiológicos relacionados con el sobrepeso:

- Genéticos

- Endocrinos: existe participación de todo el sistema hormonal.

- Ambientales:

. Tipo de alimentación

. Actividad física

. Geografía y clima

- Inmunológicos: alergias e intolerancias

- Psicológicos: adicciones

- Circunstancias especiales:

. Enfermedades

. Iatrogénica

 

 

4.- PROPUESTAS DESDE LA RESTAURACIÓN BIOENERGÉTICA:

Para nosotros el sobrepeso y la obesidad constituyen unos importantes desequilibrios, y por ello el objetivo principal no es perder peso, sino recuperar el equilibrio funcional a todos los niveles de esa persona. Esto aunque parezca una simple definición de principios conlleva todo un protocolo de actuación de cara al paciente, de forma que siempre y en todos y cada uno de los casos, lo primero que vamos a realizar es un estudio completo, (qué enfermedades previas padece o ha padecido, que fármacos toma, qué hábitos tiene, qué síntomas refiere a otros niveles...), y antes de indicar un tratamiento hacemos un estudio bioenergético, como explicaremos más adelante. Además al ser el objetivo buscar la SALUD del paciente, vamos a descartar todas aquellas dietas que aunque tengan resultados “extraordinarios” para perder peso, supongan ya de por sí un desequilibrio para la salud.

 

Inicialmente tendríamos que hacer dos grupos con nuestros pacientes:

- por un lado, aquellos con sobrepeso ligero, con hábitos poco saludables, y que o bien no han hecho dietas previamente, o bien que si han reordenado un poco esos hábitos han conseguido perder peso con facilidad;

- por otro lado, tendríamos personas en las que el sobrepeso o la obesidad rozan o constituyen ya un problema de salud, que ya han probado de todo sin resultado, o que el esfuerzo que necesitan para conseguir su objetivo es tan grande que se ven incapaces.

 

El primer grupo es el menos numeroso, porque no suelen acudir a consultas hasta que la situación no llega al segundo caso. Si precisasen nuestro consejo, nuestro modo de actuación sería:

1.- realización de estudio de restauración bioenergética,

2.- corrección de desequilibrios encontrados,

3.- planificación de alimentación adecuada a sus necesidades, posibilidades personales y dentro de lo posible a sus gustos,

4.- diseño de hábitos y conductas saludables, que impidan la reincidencia.

Las dietas que indicaremos en estos casos, siempre y cuando el estudio bioenergético no haya puesto de manifiesto otros desequilibrios, son dietas de tipo convencional, en el sentido de: disminuir la cantidad, reorganizar los momentos de ingesta, aumentar verduras, vegetales y legumbres, disminuir las grasas de origen animal, aumentar el pescado frente a la carne, y disminuir las harinas. Comentar aquí la gran ayuda que suponen las dietas proteinadas pues de forma rigurosa y controlada consiguen reeducar al paciente, (nos referimos desde luego a dietas de laboratorios serios y garantía comprobada). Con ello si el paciente está dispuesto, el porcentaje de éxito es grande, y sobre todo habremos conseguido mejorar la salud de forma integral y preventiva.

 

El segundo grupo es realmente el que supone un verdadero reto y donde nos hemos propuesto establecer unas líneas de trabajo para poder dar respuesta a la gran mayoría. Los pasos a seguir serían:

1.- realización de estudio de restauración bioenergética,

2.- corrección de desequilibrios encontrados y no directamente relacionados con el sobrepeso, por ejemplo una parasitación, una geopatía…

3.- inclusión del paciente en un grupo etiológico

- planificación de su alimentación favorable

- y diseño de estrategias de ayuda.

 

Nos vamos a detener en este tercer paso pues es el fundamental. De entre las distintas causas relacionadas con la obesidad, hemos descartado aquellas que no son solucionables (genética, circunstancias climatológicas o geográficas…), para quedarnos con las que tenemos posibilidad terapéutica. A continuación explicaremos cada grupo y la forma de actuar en cada uno de ellos.

 

A.- PACIENTES CON OBESIDAD DE PREDOMINIO ENDOCRINO:

 

La participación de las hormonas en el metabolismo es evidente, algunas de forma muy directa como la insulina, el glucagón o las hormonas tiroideas, y otras de forma indirecta pero no por ello menos importante, como ocurre con las hormonas sexuales, el cortisol…

Como en los otros grupos incluiremos aquí a personas con sobrepeso u obesidad y con dificultad para perder peso con las dietas convencionales. Lo característico será que indiquen síntomas de hipoglucemia en ayuno (cefalea, irritabilidad, desvanecimiento…), importante apetencia por lo dulce sobre todo después de comer, y habitualmente sensación de hambre. LO DETERMINANTE para nosotros es que el testaje de los filtros de endocrino nos revele un desequilibrio.

El modo de actuación propuesto será la realización de la curva de insulina- glucosa, pero no en sangre, sino con el test de Kinesiología del filtro de insulina, de forma que si es positiva corregiremos el desequilibrio con Restauración. La dieta propuesta será la de índice glucémicos bajos (tipo Montignac). Si por el contrario la curva de insulina –glucosa es negativa, pasaremos a regular el desequilibrio hormonal con restauración, y utilizaremos dietas más convencionales.

 

B.- PACIENTES CON OBESIDAD DE TIPO INMUNOLÓGICO:

También son numerosos los estudios que hay en relación a la importancia de la inflamación y la obesidad. Se considera que determinados alimentos se comportan como elementos dañinos, hablándose de intolerancia, que entre sus síntomas produce obesidad. Muchas clínicas de adelgazamiento entre sus estudios previos incluyen análisis de intolerancia y alergia alimentaria, trabajando estos aspectos. La dieta de los grupos sanguíneos también basa sus principios en la inmunidad, atendiendo a la semejanza que pueden tener los alimentos con los antígenos eritrocitarios.

Para nosotros serán susceptibles de pertenecer a este grupo aquellos pacientes que refieran alergias a otros niveles, con enfermedades autoinmunes (reumatológicas), con molestias digestivas que puedan dañar la barrera intestinal o historia de intolerancias previas. Suele ser característica la sensación de hinchazón o retención hídrica. LO DETERMINANTE será que el testeo de los filtros de vacunas, tolerancia a alimentos o los de inflamación nos evidencie desequilibrio.

En estos pacientes el modo de actuación será:

- testaje del grupo sanguíneo,

- si existe AR con alguno de ellos, independientemente de si coincide o no con el grupo sanguíneo real, indicaremos la dieta del grupo con AR. Quizá convendría aclarar un poco este punto. El propio descubridor de la dieta de los grupos sanguíneos ha observado que no se cumple en todos los casos, indicando que pudiera deberse a que genéticamente no fuesen individuos puros, (es decir en los que existiesen alelos no dominantes). Nosotros creemos que en los individuos en que no exista AR para los antígenos A o B, no habrá relación de los alimentos que los contengan con sus problemas. Y por otra parte en la sensibilidad para los antígenos eritrocitarios, pueden influir además de la genética, la presencia de otras alteraciones a nivel inmunológico que hayan producido reacción a los mismos, como la infección por gérmenes o parásitos, enfermedades autoinmunes…

- corregiremos también el AR con Restauración Bioenergética.

- En caso de no haber respuesta con los filtros para los grupos sanguíneos, profundizaremos en las alergias e intolerancias alimenticias, para así determinar qué tipo de alimentos deben quedar eliminados.

Igualmente corregiremos el desequilibrio con RB y diseñaremos con el test su dieta más adecuada.

 

C.- PACIENTES CON OBESIDAD DE TIPO PSICOLÓGICO:

En este último grupo de personas la obesidad se debe entender como una adicción. También son muchos los estudios que indican la participación de neurotransmisores y pulsiones en el comportamiento alimenticio de los individuos, llegando a extremos como la anorexia y la bulimia, consideradas verdaderas enfermedades mentales.

Nosotros incluiremos inicialmente aquí a aquellos pacientes en los que el componente emocional sea importante; refieren ansiedad por comer, no poder evitar tomar ciertos alimentos, incapacidad para el control de la ingesta…LO DETERMINANTE será que exista desequilibrio en el testeo de los neurotransmisores, posiblemente dopamina, endorfinas, GABA….

En ellos nuestra intervención será: testeo de neurotransmisores, corrección del AR encontrado mediante restauración, sin olvidar la auriculoterapia, (incluso si es preciso citando varios días seguidos como en la deshabituación del tabaco). Podremos complementar el tratamiento con homeopatía. En cuanto a la dieta lo fundamental aquí será establecer pautas de horarios y cantidades.

Es importante como aclaración final que todo lo expuesto a nivel teórico en la realidad se complica extremadamente, y que serán muchos los casos en los que no tengamos claro en qué grupo incluirlos o incluso en que haya mezcla de más de una posible causa. Nunca perder el sentido común y priorizar lo más evidente y sobre todo INDIVIDUALIZAR la situación.

ADELA ESTEVE HURTADO

 

Política de Cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies técnicas propias y cookies analíticas de terceros. Al continuar navegando por el sitio está aceptando el uso de las cookies mencionadas.

Más Información