Compartir

banner slogan

La genetica de las emociones

 

 

La genética de las emociones

Por Leocadio Alcala                                        

                                                                       nia_en_kenya

 

El concepto dualista de la medicina alopática tiende a separar las expresiones orgánicas y las mentales como actividades independientes entre si. En la semiología de la medicina tradicional china (MTC), por otro lado, las emociones vividas como parte del carácter de cada persona se entienden como expresión de situaciones orgánicas determinadas, lo cual nos obliga ha hacer unas determinadas reflexiones: En el caso de una disfunción mental (cualquiera que requiera un tratamiento), conviene conocer las disfunciones orgánicas de las que se acompañan, ya que ambas deben ser tratadas a la vez.

Todos nacemos con una predisposición a enfermar de acuerdo a nuestra herencia genética. La probabilidad de sufrir una  enfermedad, esta determinada en parte por nuestros genes (además de otros factores…), es decir, si alguno de nuestros padres es, por poner algunos ejemplos, asmático, hipertenso, diabético,… nosotros tenemos una probabilidad mayor de ser asmático,… que el resto de la población, que no tienen un ascendiente con esta enfermedad.

De modo que, todos tenemos una base orgánica a tener en cuenta, que nos predispone a padecer determinados desequilibrios emocionales. La tendencia es a tratar de forma única un solo ámbito como el orgánico (por ejemplo con masajes para lesiones musculares, con fármacos para ansiedad, depresión, …)  o exclusivamente desde un plano psíquico mediante intervenciones psicológicas. Nuestras probabilidades de exito se verían aumentadas, al enfrentarnos al abordaje de un desequilibrio emocional, si tratamos de forma conjunta la emoción y  el terreno biológico (orgánico) en el cual se sostiene o es favorecido ese desequilibrio.

La MTC, de une forma exquisita reúne ambos campos, el emocional y el biológico. Nos obliga a estudiar nuevos conceptos para la psicológica y la psiquiatría.

A modo de ejemplo, si queremos tratar la tristeza de un enfermo, sin duda la psicoterapia será de gran ayuda, pero los resultados serán probablemente más rápidos, mejores y más duraderos si regulamos al órgano del cual depende esta emoción, que en este caso sería el pulmón. Para ello debemos tener un gran dominio de conocimientos de la MTC ya que el pulmón puede ser la consecuencia de otro terreno biológico alterado, llegando a complicar de esta forma encontrar la terapéutica adecuada.

El equipo de investigación de Restauración Bioenergética, ha desarrollado protocolos de actuación que nos van a llevar a regular los terrenos biológicos en los cuales se asientan las emociones. Siguiendo dichos protocolos nos conducirán a restaurar ese terreno biológico, origen de la emoción que queremos tratar.

Finalmente, como dato de interés menciono al Dr. Josep Maria Caralps, director de la unidad de cirugía cardiaca del hospital Quirón, donde en su libro “Super corazón” publicado muy recientemente  en septiembre del pasado año 2011, recoge testimonios insólitos para la medicina moderna. En dicho libro recoge testimonios de enfermos trasplantados de corazón que han tenido comportamientos que ya tenían sus donantes, ligando la relación que ya está establecida en la MTC, entre el corazón que late con el corazón que siente.

Política de Cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies técnicas propias y cookies analíticas de terceros. Al continuar navegando por el sitio está aceptando el uso de las cookies mencionadas.

Más Información