Compartir

banner slogan

El punto dominante del Dr. Carlos Nogueira

El deseo de conocer la respuesta es el primer paso del método científico

Por el Dr. Carlos Nogueira

 calos Nogueira

En el año 1980 comencé un trabajo de investigación dirigido a recopilar la mayor cantidad de información posible sobre Acupuntura que me permitiera interpretar, bajo el punto de vista occidental, lo que acontecía en  la práctica de clínica. La enseñanza que en aquella época recibíamos no cubrían estas expectativas, pues seguía los estándares propios de la enseñanza clásica china, esencialmente filosóficos, muy místicos e  empíricos con respecto a la mentalidad académica occidental. Por aquella época no se utilizaba el término de medicina integrativa y mucho menos alternativa. Se la podía conceder el rango máximo de complementaria.

La labor era compleja pues apenas existía documentación en lengua española, ni los medios telemáticos que hoy disponemos. La mayor parte de la información, excepto Fundamentos de MTCH., estaba en francés y era difícil de acceder sino fuera a través de determinadas escuelas francesas y del fondo bibliográfico GERA poco estructurado y caro económicamente. Me pude nutrir de ciertos libros italianos y argentinos a través de la Librería Mándala; también de la  biblioteca de un gran recopilador como fue mi difunto amigo Alfredo Embid y sobre todo de la revista Le Mensuel de le Medicine Acupunturel a través de la escuela de Marsella y mi amistad con Caty Meneiere directora del instituto IDAC de Madrid.

Empecé a vislumbrar una leve, pero ilusionante luz, cuando asistí por primera vez, en la Escuela Tao de Madrid dirigida por Fermin Cabal, a las clases que impartía el Dr. Van Nghi. Dicho Dr. era médico oriental y occidental, conocía los idiomas alfabéticos e ideogramáticos y  fue capaz de iniciar, junto con un numeroso grupo de colaboradores:  Paul Hadida, Albert Gurion, Niboyet, etc., el camino hacia una acupuntura considerada como una ciencia biomédica y no solo como una antigua etnomedicina.

Eran los principios de una posible respuesta integrativa, pero aún muy precarios, con lo cual había que desarrollar hipótesis basadas en la observación y experimentación clínica que demostrara los efectos y poder ser aceptada como científica.

Para ello era preciso tres cosas. La primera era tener una clínica con pacientes a los que pudieses realizar el tratamiento propuesto, la segunda tener  conocimientos de medicina occidental y la tercera tener conocimientos de biofísica y bioquímica. Todo ello te permitiría justificar las respuestas obtenidas.

En aquella época con 35 años con abundante  energía en el Ming Men, con el Houn y el Thân en fase Yang, con una abundante clínica de más de 40 pacientes diarios, con un equipo humano de colaboradores como: Fernando Gómez, Manuel Blanco, Teresa Fernandez, Jose Luis Ayestarán, Maria Eugenia Nogueira y otros; y sobre todo con una fe firme en la existencia de la energía humana (adquirida a través de una cierta experiencia transcendente que invadió mi Xinbao), comencé a plantear una serie de hipótesis de trabajo a partir de los postulados tradicionales, ponerlos en práctica y observar la respuesta clínica.

Fue la época más ilusionante de mi vida pues intuía que a partir de ahí daría respuestas a algunos de los múltiples interrogantes que diariamente invadían mi mente y que además podría ayudar a otros que estuvieran en mis circunstancias. Ya había tenido un hijo, plantado un árbol, solo me quedaba publicar un libro.

Y así y como resultado de esos años de investigación se publicó el primer libro sobre Acupuntura Bioenergética en el año 1.987 (D.L. VA 486-1987–ISBN 84-4º4-O5O2-2).

Por lo tanto todo lo expuesto en dicho libro, ampliado en sucesivas ediciones y apéndices como el Tomo II y III, están constados por la práctica clínica y no es solo el resultado de una mayor o menor capacidad intelectual e imaginativa.

Dentro del equipo de trabajo surgieron las hipótesis a raudales, como:

  • el proceso de penetración de las energías perversas a través de rutas de diferentes resistividad
  • La técnica de planos, fundamentada en el concepto antiguo de Nudo-raíz
  • La técnica Luo -Yuan en analogía a los vasos comunicantes
  • El concepto de virus como factor epidémico cósmico
  • La técnica  Shu-Mu relacionada con las funciones anabólicas o catabólicas
  • Los Luo  de grupo como puntos de confluencia, etc. etc.

De todas ellas y las que mayor satisfacciones  nos proporcionó fueron : la teoría del agua madre como origen de los Yin-Ye y de los humores orgánicos dentro del campo de la bioquímica y LA TEORIA DEL PUNTO DOMINATE, dentro del campo de la biofísica.

 

El Punto Dominante

 

Es la base biofísica que nos permite entender las relaciones de interdependencia entre los órganos e interpretar el concepto holístico en donde el todo está presente en cada una de las partes que conforman ese todo.

El principio de la investigación se centraba en interpretar el principio chino WU SHU XUE ( los cinco puntos de trasporte ) cuyo símil representa  una corriente de agua, cada vez más caudalosa   (pozo, manantial. arroyo, rio y delta ) en relación con el nacimiento del Yin ( primavera -pozo ) hasta la plenitud del Yin ( delta - invierno ) y en relación con el nacimiento del Yang ( otoño-pozo ) hasta plenitud del Yang ( delta-verano ).

Ello nos permitió interpretar que el punto Ting en los óranos ( Yin )  comienza en primavera y el de las vísceras ( Yang ) en otoño.

Pero cuando se combina el concepto de Wu shu Xue con PAI WU Y GUI JING que sugieren combinaciones y tropismo o afinidad, entramos en una nueva hipótesis de trabajo que inmediatamente trajo consigo la consideración del PUNTO DOMINANTE, ESTACIONAL, TRANSMISOR, RESONANTE, SINERGICO….. dando lugar a la teoría de los ISOPUNTOS o puntos que tienen la misma función y carga energética o frecuencial..

Eso le sirvió posteriormente al profesor Fernando Gómez para desarrollar la teoría de los microcristales frecuenciales en los puntos llave.

Los cinco órganos, representas los cinco tejidos, los cinco sentidos, los cinco sentimientos, esto es los cinco óranos representan, en sí mismo, a todo el organismo, están interconectados  internamente a través de trayectos descritos por MTCH. y por los trayectos orgánicos de los Meridianos Distintos que se anastomosan en el Xin Bao ( ver la teoría Psicosomática vitalista en tomo III , Movimiento Fuego ).

Pero también están interconectados externamente a través de rutas electromagnéticas especificas o campos de fuerza que mediante circuitos de resonancia (meridianos principales) se intercomunican, de tal forma que cada órgano y sus proyecciones energéticas contienen a su vez el influjo del resto del sistema.

Y así surgen en cada meridiano cuatro puntos resonantes con el resto de los órganos y un punto que envía dicha energía a los otros cuatro, dando lugar a los denominados cinco puntos Shu antiguos.

En el organismo humano, como animal de sangre caliente, y por esencia del mismo calor como energía cinética se producen desplazamientos moleculares que dan lugar a los constantes cambios de la materia (metabolismo) y a la existencia de redes expansivas de manifestación de dicha energía que se manifiestan a través de campos de fuerza o rutas electromagnéticas.

Una de dichas manifestaciones energéticas son los denominados iso-cargas o zonas específicas y determinadas del organismo en donde se observa una misma intensidad de campo.

Siguiendo las leyes  del principio de simetría de Faraday y de Oersted, ese campo electromagnético y las iso-cargas son bilaterales y distales a un núcleo central origen del campo y  que en la estructura energético humana está representado por el XIN BAO como epicentro. Es por ello que el cuerpo energético humano sea perfectamente simétrico con respecto al núcleo central y por eso los meridianos son bilaterales aunque exista solamente un órgano .

Dichas isocargas o isopuntos ( considerando el punto de acupuntura como una manifestación energética y no como una estructura tisular ) son las que nosotros propusimos como PUNTOS DOMINATE, ESTACIONAL O TRASMISOR.

  • DOMINATE PORQUE ES EL PROPIO Y CORRESPONDIENTE A LA UNIDAD ENERGÉTICA A ESTUDIAR.
  • ESTACIONAL PORQUE SE CORRESPONDE CON CADA UNA DE LAS CINCO ESTACIONES DEL AÑO.
  • TRANSMISOR PORQUE ES DEL QUE PARTE EL CAMPO DE FUERZA ELECTROMAGNÉTICO HACIA LOS ISOPUNTOS O PUNTOS SINERGICOS Y RECEPTORES.

Y así estudiando cualquier Unidad Energética (U.E), por ejemplo EL Corazón, observamos que:

  • Entre otras muchas correlaciones, el Corazón como órgano receptor de “las frecuencia fuego” y siguiendo la leyes del “todo o el nada “ de la física cuántica en cuanto a la reacción ante un determinado estímulo energético, solamente reaccionará ante el color Rojo con una frecuencia entre 400 a 484 Thz.,, si es menos no se produce la reacción y si es más se desestima.
  • En el campo de los sonidos el C. solo reaccionará ante las frecuencias de 440 HZ. que se corresponde con la nota musical  LA . y así podríamos extendernos al sabor amargo, al olor quemado, al calor, al verano, al planeta marte, el trigo, el pollo, la risa, la alegría… Esta ley es o que llama tropismo electromagnético o resonancia frecuencial.

Todas las manifestaciones energéticas del Universo de dividen en cinco sectores frecuenciales y cada uno de ellos tiene sinergia con uno de los cinco órganos de la MTCH.

Estos influjos provenientes de medio externo (factor Wai Qi) interviene en la actividad de dicho órgano transformando las energías internas propias de la pentacoordinación  ( factor Nei Qi ) generando la energía QI propia y específica de dicho órgano.

Ese conjunto de energías formadas por la unión de lo interno y lo externo en la raíz Yin del órgano (llamado el QI), es transportado a través de la raíz Yang a cuatro niveles:

  1. A LA PENTACOORDINACIÓN SIGUIENDO LOS CICLO DE ASISTENCIA, CONTROL Y VISCERA ACOPLADA
  2. AL SHU DEL DORSO COMO MANIFESTACIÓN DÍNAMICA CAPAZ DE MOVILIZAR LOS LIQUIDOS ORGANICOS Y LA ACTIVIDAD BIOLOGICA DE LOS ÓRGANOS INTERNOS
  3. AL PUNTO DOMINATE COMO MANIFESTACION ENERGÉTICA RESPONSABLE DE LAS RELACIONES FISIOLOGICAS DEL SISTEMA ZHANG FU COMO ENTIDADES ENERGÉTICAS INTERRELACIONADAS.
  4. AL RIÑON YANG COMO ALMACEN ENERGÉTICO HUMANO  RESPONSABLE DE LOS TRES MANDATOS.

Siguiendo con el ejemplo del C. el QI cardiaco una vez formado en la raíz aferente o raíz Yin, es transportado por la raíz eferente o raíz Yang:

  • al BP (como ciclo asistencial)
  • al P (como ciclo de control)
  • al ID (como sistema de relación de Zhang Fu)
  • es transportado al puntos 15V (Xinshu) como Shu del dorso
  • al punto dominante 8 C. (Shaofu)
  • y por último, el excedente, irá a la “batería” o Riñón Yang (Mingmen).

Del punto DOMINANTE 8C (Shaofu), como punto Iong o punto fuego, dicha energía se manifestará en resonancia con todos los puntos Iong de los órganos, esto es, con los puntos 2BP (Dadu), 2H (Xingjian), el 2R (Rangu ), 10P (Yuji) y 8MC. (Loagong). Es por ello que a todos esos puntos les puedo llamar, con toda propiedad, los puntos rojo, calor, amargo, etc.,

Ello me permite, por ejemplo, en el caso de tener un síndrome de frio en H (fibromialgia), saber que uno de los puntos que tengo que estimular es el 2H (Xingjian) porque es el punto corazón-calor y su estimulo aportara la energía calor al meridiano de H.

Por ello existe un emisor y unos receptores, si tengo en cuenta que una aguja es una antena de captación, poner el punto dominante en primer lugar y el punto receptor en segundo lugar es favorecer el intercambio, sería como poner en el punto receptor un repetidor que me permitiera captar más intensidad de señal.

Ahora bien si pongo el punto dominante y no lo relaciono con ningún homónimo resonante lo que estoy es bloqueando la señal al resto del sistema, aislándolo de los influjos propios de la pentacordinación, que es lo que se hace cuando quiero centrarme en la regulación de una sola unidad energética.

 

A partir de estos conceptos de fisiología energética el acupuntor puede proponer diversas hipótesis de trabajo que darán como resultado diversas técnicas de aplicación.

Como dije al principio : el deseo de conocer la respuesta es el primer paso del método científico

 

Es normal que el profesional que se enfrenta diariamente al sufrimiento y la enfermedad busque esa fórmula mágica, receta arcana o panacea que le permita aliviar las dolencias, muchas veces realiza un peregrinaje buscando el Grial terapéutico y el punto milagroso del cráneo, del pie, del abdomen, etc.. olvidándose de la historia clínica y el estudio integral de los síndromes, su etiología, su semiología, su diagnóstico y el consecuente tratamiento. Ese es el camino difícil, pues exige tiempo y dedicación.

Pero queridos amigos sin fisiología energética (saber cómo funcionan las cosas) no sabré porque se estropean (fisiopatología), consecuentemente no podré hacer un diagnóstico adecuado y el tratamiento será menos efectivo.

 

Algunas veces en esa angustiosa búsqueda se encuentran técnicas o métodos que nos pueden ayudar pero solamente en el campo sintomático. La posibilidad real de llegar a la curación pasa por un buen diagnóstico y sobre todo por el amor a los pacientes, ese desinteresado sentimiento vocacional obliga a estudiar el caso clínico y razonarlo de acurdo al conocimiento profundo de la MTCH. a través de los síndromes y su significado.

El Tao es claro: "a tal esfuerzo tal recompensa".

 

Os deseo unas felices Navidades y que ese sentimiento de paz y amor se extienda a la humanidad para todo el año.

Carlos Nogueira

Política de Cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies técnicas propias y cookies analíticas de terceros. Al continuar navegando por el sitio está aceptando el uso de las cookies mencionadas.

Más Información